GORKA PASTORIZA – ¿Van a ser los investigadores los que decidan por nosotros?

Estándar

13076548_605257216315885_2113501156952844582_n

El pasado miércoles 29 de marzo, el Dr. Carlos Romero, apreciado profesor de nuestra Universidad Francisco de Vitoria, realizó una ponencia tratando el tema del transhumanismo del que tan poca información tenemos pero que tanto nos afecta. El transhumanismo es un movimiento intelectual que tiene como objetivo transformar la condición humana mediante el desarrollo y fabricación de tecnologías que mejoren las capacidades humanas, tanto físicas como psicológicas e intelectuales. Este movimiento busca dejar atrás la concepción de que el ser humano es inalterable. El paso siguiente al transhumanismo sería el poshumanismo, en el que la tecnología será capaz de tener consciencia y no tendrá necesidad de tener humanos que la controlen. En este momento, la tecnología podría multiplicarse por sí sola.

El Dr. Romero comenzó con un vídeo que nos puso los pelos de punta. En este, varios prestigiosos investigadores trataban el posible fin de la especie humana dando paso a un mundo dominado por las tecnologías. Basándose en el crecimiento exponencial que está teniendo la tecnología desde su aparición, especulaban que este cambio podría producirse en torno a 2045.

Dicho así podría parecer surrealista, pero el Dr. Romero nos presentó la realidad en la que se encuentra nuestro mundo y las distintas investigaciones que se están realizando para conseguir este objetivo, entre ellos el proyecto BRAIN de Estados Unidos, financiado con cinco mil millones de euros, o el proyecto Human Brain Project (Proyecto del Cerebro Humano) de Europa, cuyo objetivo es poder mapear el cerebro humano neurona a neurona, para poder comprender todos los procesos que se dan en él, así como curar, entender y prevenir enfermedades como el Alzheimer, Parkinson, etc.

A priori, puede parecer que estos proyectos tienen una buena causa. El problema viene cuando las personas ponen su orgullo desmesurado hasta el punto de que no buscan el bien mediante los medios que se les ofrecen, sino que buscan el mérito propio y sentirse poderosos, como bien explicó el Dr. Romero mediante el concepto “hybris”, procedente de la Antigua Grecia y que hace alusión a la actitud de los humanos de querer ser Dioses o actuar como ellos. El problema viene cuando componentes de estos proyectos y multimillonarios como por ejemplo Nick Bostrom (principal exponente del transhumanismo), Neil Harbisson (primera persona del mundo reconocida como cíborg) o Elon Musk (multimillonario estadounidense cuyo objetivo es fusionar humanos y robots) buscan superar los límites humanos mediante la tecnología, creando robots y cíborgs (fusión entre humanos y robots).

En el caso de que estos pronósticos y las predicciones del transhumanismo se cumplan, se producirá un gran impacto sobre nuestra especie y sobre nuestra sociedad: la diferencia entre ricos y pobres será muy grande, se producirán muchas guerras en las que se pondrá en riesgo la humanidad, el dinero perderá su valor, etc.

Para concluir, el Dr. Romero nos dejó unas preguntas que me parece importante que todos nos planteemos: ¿Cómo el humano ha llegado a odiarse tanto hasta el punto de querer mutilar su propia especie? ¿Qué pasará con aquella gente que no pueda pagar un robot? ¿Dónde quedarán los derechos humanos por los que tanto se ha luchado en la historia? ¿La humanidad no tiene decisión sobre este tema o van a ser los investigadores los que decidan por nosotros?

Gorka Pastoriza