MENENE OLUY – “¡Al suelo, que vienen los nuestros!”

Estándar

menene

En estos tiempos que corren lo que no se cuenta no existe; algo que le llevó a Zygmunt Bauman a decir que si Descartes volviese a la vida replantearía su máxima de “pienso luego existo” a “salgo en la televisión luego existo”. Es precisamente lo que está pasando con la realidad que se vive en el que es probablemente el continente más diverso y complejo de todos: África.

Si bien es cierto que es complicadísimo abordar toda la realidad del continente africano, un acercamiento a la misma, por más limitado que fuera, ayuda a entender en conciencia eso que se llama África. De ahí mi satisfacción por haber hecho a mis compañeros colegiales partícipes de esa realidad. Una realidad de la que desde Europa sólo vemos los efectos, casi nunca las causas, que van desde la inmigración a los refugiados; desde el hambre a las guerras; y desde las dictaduras a las dictablandas.

Ni que decir tiene lo contento que estoy, sobre todo por evocar a mis compañeros que ellos están viviendo un mundo diferente. El real que se vive es aquél en el que los padres no sólo no tienen 20 euros para darles para que salgan de fiesta con sus amigos (y por ende se fumen un cigarro o dos), sino que no tienen 20 euros para comprar el desayuno del día, de la semana o del mes. Ojo, que no digo comida, que son todavía palabras mayores.

También reflexionamos sobre aquello de que “África en desorden es un gran negocio”;. Hay agentes externos están muy interesados en subvertir el orden del continente para sus intereses comerciales (sobretodo). Precisamente Marruecos sigue siendo el único país no golpeado por la Primavera Árabe, porque a nadie le interesa subvertir todavía el orden de Marruecos (muchos actores externos tienen bastante que perder si se da una subversión en estas tierras).

Que el continente necesita una segunda descolonización, es un hecho. Y esta segunda descolonización pasa por despojar del poder a los actuales Jinetes del Apocalípsis también. Así lo dejó bien aquilatado el que fuera ministro del Partido Popular, Pio Cabanillas: “Al suelo, que vienen los nuestros”; esto es, el peor enemigo está en casa. Más contento no me pude quedar, a sabiendas de que si digo lo mismo allá estoy firmando mi sentencia de no contarlo dos veces.

Con esta conciencia agradezco a todos aquellos que tuvieron a bien asistir a la charla, con el esfuerzo que ello supone, a los que no pudieron pero quisieron y a toda la comunidad colegial.

Anuncios

Un comentario en “MENENE OLUY – “¡Al suelo, que vienen los nuestros!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s