PAULA AROCHA – “Es algo que sólo se puede entender si vives aquí”

Estándar

Siempre hay una primera vez para todo. Y en la mayoría de las ocasiones esas primeras veces traen gratis de regalo muchos nervios y millones de incertidumbres. Cada año, a principio de curso, el Colegio Mayor destaca las cualidades de la vida universitaria.

En mis tres años de carrera he tenido la oportunidad de vivir a plenitud muchas experiencias enriquecedoras,  no sólo he conocido a maravillosas personas que forman parte de mi vida, también he podido conocerme a mí misma. A través de las Jornadas de Integración, he podido valorar todas las experiencias que nos otorga esta majestuosa casa de estudio. Cuando entras por primera vez, no entras como la chica o el chico nuevo. Sino que entras como uno más, un hermano o una hermana, formas parte de una gran familia, y eso es un gran tesoro.

Este curso, el Colegio Mayor a través de los formadores ha decido resaltar la Belleza, la belleza de todo aquello que llamamos universidad, poder apreciar las pequeñas cosas que nos encontramos en los pasillos, los buenos días de nuestros compañeros, el encuentro de todos después de un largo día de estudio. La belleza en las pequeñas cosas que vivimos cada día, que no siempre sabemos apreciar.

El año pasado fue el encuentro, encontrarse con uno mismo a través de las personas con las que convives que al final terminan siendo tus más grandes amigos. Y por ultimo, la creatividad, ese potencial que habita dentro de nosotros para sacar nuestros más grandes talentos en la vida universitaria. Después de estos tres años, he pensado no solo ¡qué bonito! sino qué tristeza. Me da miedo de lo rápido que pasa el tiempo, y de lo veloz que pasa la vida universitaria; y de lo enriquecedora que ha sido y puede llegar a hacer estos maravillosos años de carrera. No sólo me he dado cuenta de lo mucho que hemos aprendido en el Colegio Mayor sino de lo rápido que vamos creciendo y acercándonos cada vez más a nuestra meta. El Colegio Mayor, estoy segura que todos nos sentimos así, es nuestra segunda casa, nuestra otra familia.

La belleza de cada momento y cada detalle que nos aportan todas y cada una de las personas que viven aquí son un regalo y una ilusión. Cada sonrisa que te transmiten consigue emocionarte. Es algo que sólo se puede entender si vives aquí.

Paula Andreína Arocha – Doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s